FLM y Menudos Corazones juntos por el ocio

26 Jul 2016

El deporte adaptado fue el punto de encuentro entre ambas fundaciones. Para Jesús Puente, coordinador de MC, la clave está en no sobreproteger a una persona por sus diferencias.

La Fundación Lesionado Medular (en adelante FLM) ha recibido en sus instalaciones al grupo del campamento de verano de la fundación Menudos Corazones para compartir una jornada de deporte adaptado y conocer, de manos de sus profesionales, la entidad dedicada a las personas con lesión medular.

Para Yago Barquero, responsable de Animación y en representación también de la Secciónde Acción Deportiva de la FLM, “el encuentro surge de la idea de acercar a la sociedad la realidad con sus virtudes y debilidades de las personas con lesión medular y, en este caso, a través del deporte adaptado compartir este día a día con la Fundación Menudos Corazones, donde sus usuarios tienen que limitar también su carga deportiva”.

Algunas de las modalidades deportivas que se practican actualmente en la FLM (tenis de mesa, dardos electrónicos, boccia y stacking) hicieron las delicias de los pequeños, de una media de edad de 9 años, que durante el campamento de verano realizan estas y otras actividades acompañados de hermanos o amigos.

En palabras del coordinador de Menudos Corazones, Jesús Puente, con más de 10 años de experiencia en la fundación: “no hay nada como la convivencia y el día a día con estos niños que tienen un problema de corazón desde su nacimiento de cara a que, tantos los hermanos y familiares que acuden, como el resto de personas, cambien el chip totalmente sobre cómo hay que tratarles”.

Descripción imagen
>

Para Puente, la clave está en no sobreprotegerles tanto como no descuidar las precauciones que hay que tener alrededor de ellos; referido al desfibrilador que llevaen la mochila. Del mismo modo, para este encuentro,el coordinador explicó que no se les tuvo que concienciar de una manera especial, la madurez que varios de los usuarios de la FLM expresaron que percibieron “es la misma que tienen habitualmente, quizá fruto de aprender desde pequeños a autogestionar sus energías y a adquirir esa responsabilidad consigo mismos”.

Esta disciplina del “uno mismo” es la que tratan de inculcar desde Menudos Corazones y que se reflejó en la visita a la FLM.“Si bien es cierto que la esperanza de vida quehace unos años estaba en el 20% ahora se ha cuadruplicado hasta elevarse al 80%, todavía el reto está en la formación de las familias y la sociedad en general. Entre ello, otra de nuestras luchas es la instalación de, al menos, un desfibrilador en los colegios que, por otro lado, no sólo serviría para niños diagnosticados”, afirmó Puente.

Del mismo modo que la FLM acoge en sus dependencias conferencias de formación y concienciación, las jornadas anuales de Menudos Corazones celebradas en noviembre hacen las veces de esta expresión al público que cada vez está más concienciado con las personas que tienen su vida limitada pero que, todavía a veces, encuentran en la lástima y el compadecersu única manera de relacionarse con ellos.

SOBRE MENUDOS CORAZONES

La Fundación Menudos Corazones es una entidad sin ánimo de lucro cuya finalidad es llevar a cabo los programas y actividades necesarios para mejorar la calidad de vida de los niños y jóvenes con cardiopatías congénitas y de sus familias. Con profesionalidad y cercanía, Menudos Corazones  acompaña y apoya en esas situaciones, a veces complicadas, que surgen cuando se tiene un hijo con una cardiopatía.

Puedes conocer más sobre esta fundación en su página web: www.menudoscorazones.org